Manchester United

Las claves de la fabulosa racha del Manchester United

el

Zlatan Ibrahimovic y Paul Pogba, del Manchester United

El Manchester United no ganaba 9 partidos de forma consecutiva desde la temporada 2008/2009. Es la evidencia de que el proyecto de Jose Mourinho está consiguiendo, por fin, entrar en una dinámica que ni Louis van Gaal ni David Moyes habían conseguido como sustitutos de Sir Alex Ferguson. El tiempo perdido en el arranque de curso puede haberle alejado definitivamente de la lucha por el título -son 10 los puntos de desventaja con el Chelsea-, pero la linea de juego en la que ha entrado el equipo está haciendo a los analistas reconocer que el fichaje de Mou comienza a alcanzar las expectativas que había generado.

Ibrahimovic, un salto cualitativo

El delantero sueco suma 18 tantos entre todas las competiciones, y cuando aún queda la mitad de curso por completarse, ya ha marcado más que cualquier jugador del Manchester United durante la temporada pasada -Martial fue el máximo artillero, con 17 dianas-. Es evidente que su llegada ha significado un salto de calidad en el ataque de los red devils. Zlatan está sumando en el modelo de juego que está implantando Mourinho, pero el simple hecho de que decida partidos por su capacidad goleadora, ya está acercando al equipo a estar más cerca de sus objetivos.

Carrick, Herrera y Pogba, el equilibrio en medio campo

Dijo Jose Mourinho que la edad de Carrick era un problema para utilizarle de forma regular, pero lo cierto es que en los últimos tiempos se ha convertido en una pieza absolutamente imprescindible. Aunque Mou tenga alternativas y esté variando la forma de ubicar las piezas en su medio campo, el modelo que funciona tiene a Carrick como pivote, Ander Herrera como interior derecho, y Paul Pogba como interior izquierdo.

Esa distribución está permitiendo a los red devils, por fin, tener continuidad en sus posesiones de pelota, y elevar la calidad de estas. Con Carrick ejecutando los primeros pases, la inteligencia de Ander Herrera -que está jugando a un nivel altísimo- y Pogba -está comenzando a enseñar lo que se espera de él; es decir, que se convierta en uno de los mejores jugadores del mundo-, el Manchester United está comenzando a marcar la diferencia.

Ander Herrera está sabiendo perfectamente cuando el equipo necesita un apoyo cerca de Carrick, cuando abrirse sobre la derecha o romper en profundidad -ya ha dado alguna asistencia ganando línea de fondo-, o cuando ocupar zona de mediapunta para que haya una línea de pase vertical abierta. Pogba, por su parte, está generando ocasiones de gol, pero además está siendo un activo clave en la fase defensiva. El francés tiene la técnica de un exquisito mediapunta, pero el cuerpo de un mediocentro defensivo de primer nivel.

Las alternativas en los extremos, una bendición para Mou

Mourinho cuenta con un fondo de armario que le está permitiendo plantear los partidos en función del rival, y tirar del banquillo según sean las necesidades de su dirección de campo. Si Carrick, Herrera, Pogba y Zlatan parecen pilares inamovibles, en los extremos hay varios jugadores que están permitiendo al portugués tener muchas alternativas.

Juan Mata está haciendo una gran temporada, y su inclusión permite al equipo tener más control a través de la pelota, y le da a esos cuatro pilares otro socio en la asociación. Mkhitaryan es un perfil más agresivo, y está alcanzando esa chispa desde el punto de vista físico que le permite marcar la diferencia, ya sea con gol o asistiendo. Quizás el once ideal tiene en este momento a ambos en los extremos.

Las opciones de Rashford -un delantero escorado con desborde y capacidad de finalización-, Martial -quizás el mejor regateador de la plantilla-, Lingard -un extremo con capacidad para ser vertical también en zonas interiores-, o incluso la entrada de Wayne Rooney -tanto para suplir a uno de los medios como para partir escorado- resume la facilidad con la que Mou puede cambiar el estilo.

Los problemas defensivos comienzan a resolverse

A comienzo de temporada, sólo Bailly transmitía seguridad desde el punto de vista individual en la zaga, pero esas dudas han comenzado a disiparse. Evidentemente, la mejoría colectiva es la primera explicación -el equipo combina mejor, finaliza más jugadas y tiene más facilidad para robar el balón en campo rival al estar más junto cerca de la pérdida-, pero además hay que añadir activos individuales que están funcionando.

Phil Jones, después de muchas dudas, está comenzando a sumar, al igual que Chris Smalling o Marcos Rojo. Muchos coinciden en señalar que el Manchester United necesita un jugador de talla mundial para apuntalar su zaga, pero no cabe duda de que, por el momento, piezas que estaban siendo señaladas están comenzando a responder.

Ranking Premier League
Calendario Premier League
Clasificación Premier League


SPORTYOU